RESPONSABILIDAD CIVIL DERIVADA DE DELITO

El objetivo de la responsabilidad civil se deriva claramente de los apartados anteriores y no insistiremos en él ya que sustancialmente es que el causante de un daño a un tercero indemnice al perjudicado.

La declaración de responsabilidad penal lleva aparejada una pena. Quien interpone una acción penal a través de una denuncia o una querella basándola en la existencia de un delito  (lesiones por imprudencia, lesiones intencionadas, homicidio imprudente, etc...)  lo que pretende es que el posible responsable penal responda por un hecho ilícito contrario al ordenamiento jurídico penal.

responsabilidad civil derivada de delito y falta

 

Cuando se ejercita una acción penal como acusación particular y se presenta una denuncia o una querella puede ejercitarse conjuntamente la acción civil (reclamar la indemnización correspondiente). Es decir, en un proceso penal en el que se dirige la acción penal para que a una determinada persona se le imponga una pena por el hecho delictivo, también se puede reclamar la responsabilidad civil (indemnización por daños y perjuicios sufridos) aunque en ocasiones puede convenir ejercitar la acción de responsabilidad civil separadamente del procedimiento penal iniciando el correspondiente procedimiento en otra jurisdicción.

 

Los especialistas en Derecho Penal y Responsabilidad Civil de VILLALUENGA & GARRIDO ABOGADOS estamos absolutamente cualificados para analizar en cada caso lo que más conviene a nuestro cliente y aunque habitualmente se ejercitan ambas acciones (penal y civil) conjuntamente ante la jurisdicción penal, en ocasiones, se ejercitarán separadamente si razones procesales, periciales o de cualquier otro tipo así lo aconsejan.