NEGLIGENCIAS PROFESIONALES

La negligencia profesional puede definirse como una acción u omisión descuidada que un profesional comete en el desempeño de su profesión u oficio, siempre que su imprudencia llegue a producir un daño efectivo a un tercero. En función de las características de la negligencia puede derivarse responsabilidad únicamente civil (derecho a indemnización) o penal (imposición de una pena) y civil. Hablamos de responsabilidad civil profesional cuando nos econtramos ante una actividad que requiere para su desarollo un título académico determinado (médicos, abogados, ingenieros, arquitectos, etc.) y el supuesto causante del daño está en posesión de ese título.

Negligencias médica y sanitaria

En los últimos años, hemos recibido una gran demanda por parte de nuestros clientes para ejercitar acciones por supuestos actos médicos o sanitarios “imprudentes”. En un porcentaje muy elevado, tras el estudio de estos asuntos hemos considerado inviable el ejercicio de acciones ante los juzgados correspondientes. En el ámbito de la cirugía estética, sin embargo, hemos observado que por realizarse en clínicas carentes de los medios más básicos, por no disponerse de los profesionales adecuados o por otras circunstancias, los supuestos generadores de responsabilidad civil están proliferando enormemente.

NEGLIGENCIA PROFESIONAL

Aunque la imprudencia de médicos y otros profesionales de la sanidad tiene unos elementos propios, su elemento esencial puede concretarse en una mala práctica profesional que ocasione un perjuicio concreto para el paciente. Lo fundamental, como en la mayoría de los asuntos de los que deriva responsabilidad civil, es el elemento probatorio.

Contamos con experiencia en la reclamación de indemnización derivadas de imprudencias médicas y/o sanitarias. Examinaremos los elementos que usted nos pueda aportar y le informaremos de nuestra opinión, consultando con los peritos que puedan ser necesarios para establecer la relación causal entre la supuesta acción u omisión imprudente y el perjuicio por el que se desea reclamar.

Tanto el profesional de la sanidad como la institución pública o privada para la que trabaje tendrán concertada una póliza de responsabilidad civil que cubre los posibles perjuicios que puedan causar a terceros.

Otras negligencias profesionales (arquitectos y aparejadores, abogados, ingenieros navales, ingenieros aeronáuticos, etc...)

La sociedad actual es cada vez más exigente con la actuación de los profesionales que ejercen una actividad profesional. Esas actividades pueden generar perjuicios para terceros y ese perjuicio puede llevar aparejada una indemnización.

Nuestra experiencia en la defensa de profesionales como en la reclamación de indemnizaciones por negligencias profesionales nos ha llevado a un alto nivel de cualificación en este tipo de asuntos. Aunque sustancialmente todas las negligencias profesionales tienen una base común, las muy distintas profesiones ejercidas y las actividades desarrolladas hacen que la legislación aplicable deba ser conocida en profundidad.

Al formular una reclamación derivada de una supuesta negligencia profesional del tipo que sea hay que ser extremadamente cauto y prudente a fin de no iniciar acciones sin unas suficientes garantías de éxito. En nuestro despacho, antes de comenzar con cualquier reclamación, analizaremos detenidamente la situación y le ofreceremos nuestra opinión.