CONSUMIDORES Y USUARIOS

RESPONSABILIDAD CIVIL POR  PRODUCTOS O SERVICIOS DEFECTUOSOS.

La Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios y la legislación que la complementa reconoce el derecho de todo perjudicado a ser indemnizado por los daños y perjuicios provocados por los bienes o servicios, tanto personales como materiales, cuando afecten a bienes o servicios objetivamente destinados al uso o consumo privados y en tal concepto hayan sido utilizados principalmente por el perjudicado. Esta ley establece un tipo de responsabilidad solidaria (de todos los posibles responsables), ante los perjudicados, para el caso de que dos o más personas sean responsables de un mismo daño.

responsabilidad civil por productos energéticosEl régimen de responsabilidad es especialmente exigente y en supuestos en los que los contratos establecen cláusulas, por las que se exonera o limita la responsabilidad civil frente al perjudicado, se consideran ineficaces.

Si los daños son causados por productos, los productores serán responsables cuando éstos sean derivados de los defectos de los productos que fabrican o importan.

Producto se considera cualquier bien mueble, así como el gas y la electricidad. Nos encontramos ante un producto defectuoso, cuando el mismo no ofrece la seguridad que cabe esperar, teniendo en cuenta todas las circunstancias y características del producto.

Se considera productor al fabricante o importador en la Unión Europea de un producto, cualquier elemento integrado en un producto terminado o una materia prima. El proveedor del producto defectuoso responderá, como si fuera el productor, cuando haya suministrado el producto a sabiendas de la existencia del defecto.

Habitualmente en nuestro despacho atendemos múltiples consultas de particulares sobre daños sufridos por gas y electricidad. En numerosas ocasiones esos daños están cubiertos por las pólizas de hogar que hoy día tienen contratados la mayoría de los hogares españoles por lo que la solución en numerosos supuestos es relativamente sencilla. En otras ocasiones formulamos reclamación contra las grandes entidades suministradoras de gas y electricidad de nuestro país en nombre de las aseguradoras que han indemnizado a sus clientes con base en sus pólizas de hogar ejercitando el correspondiente derecho de repetición.

PRODUCTOS FINANCIEROS

CONTRATOS FINANCIEROS Y SERVICIOS BANCARIOS.

En los últimos años han proliferado en nuestro país las reclamaciones a instituciones financieras por diversos “productos de riesgo” que se han vendido a particulares que carecían de formación financiera para comprender lo que contrataban.

En nuestro despacho estamos haciendo un esfuerzo adicional para atender estas nuevas demandas de nuestros clientes tanto en “ participaciones preferentes”, como en las denominadas “swap” como en lo relativo a reclamaciones por “clausulas suelo en las hipotecas” y otro tipo de productos financieros en los que, en muchas ocasiones, la praxis de las entidades financieras no ha sido la más adecuada.

Por su candente actualidad no es necesario explicar que las “participaciones preferentes” que se vendieron a multitud de ahorradores conservadores como si depósitos a “plazo fijo” se tratara, son hoy uno de los contratos más cuestionados en los juzgados y tribunales españoles. En nuestro despacho estamos ayudando a muchos de los que compraron preferentes en la creencia de que estaban depositando sus ahorros en productos financieros seguros en la confianza de que estaban salvaguardando la totalidad de su capital y serían recompensados con los correspondientes intereses.

El “Swap”, también denominado “Caps, Floors, Collars, Clips, etc…”, es una apuesta de modo que la entidad bancaria o el cliente de la misma abonará o percibirá teniendo en cuenta las referencias sobre el tipo de interés que resulte al momento pactado de practicarse la liquidación.

Las “cláusulas suelo” contenidas en un buen número de los contratos de préstamo con garantía hipotecaria suscritos por numerosas personas en nuestro país también están dando lugar a gran litigiosidad. El Tribunal Supremo ya se ha pronunciado y en nuestro despacho estamos asesorando para que algunas de esas cláusulas que no fueron explicadas a los que las firmaron en su día, dejen de tener efectos y los ciudadanos puedan beneficiarse de las sucesivas bajadas del euribor.

En definitiva, le asesoramos en cuantas reclamaciones pueda tener que realizar al sufrir un determinado perjuicio por un producto o servicio defectuoso o por un contrato suscrito con una entidad financiera.